1. Actualidad Motera
  2. Uso del anticongelante

Reportajes

Consejos del Club SOY Motero
12-12-2018

Uso del anticongelante

En invierno debemos prestar especial atención al líquido anticongelante porque es fundamental para la buena salud del circuito de refrigeración de moto o scooter.

El circuito de refrigeración de tu moto es de vital importancia, y por lo tanto su mantenimiento también. El líquido anticongelante es uno de los elementos principales de este circuito, por lo que conocer todas sus características te servirá de mucha ayuda a la hora de poner tu moto a punto. El líquido anticongelante es uno de los elementos más importantes en el funcionamiento del motor de tu moto, digamos que ocuparía la segunda posición por detrás del aceite. Su función principal es refrigerar el motor, y además evitar la congelación del circuito de refrigeración bajo temperaturas extremas.

¿Cuándo debo cambiar el anticongelante?

Lo más recomendable es que se cambie cada dos años independientemente de los kilómetros realizados. Es fundamental que no lo pases por alto, porque el estado del anticongelante será fundamental para mantener la buena refrigeración del motor. Durante ese tiempo el líquido ha perdido ciertas cualidades, como las anticorrosivas.

¿El cambio de anticongelante se puede hacer en caliente?

¡Ni se te ocurra! Como el cambio del resto de líquidos de tu moto, siempre lo tendrás que hacer en frío. Así que, si ha llegado el momento de hacer el cambio, hazlo antes de salir con tu moto, o bien un buen rato después de su uso.

¿Qué anticongelante debo usar?

Existen diferentes tipos de anticongelante en función, sobre todo, de la temperatura ambiente en la que residas o ruedes con tu moto. Tendrás que echar un vistazo a las características de cada uno de ellos, porque de tu decisión dependerá que el producto elegido sea o no eficaz. Además, lo más recomendable, es que tengan un alto punto de ebullición.

¿Existen anticongelantes específicos para motos?

No, en realidad son los mismos para coches que para motos, así que no hará falta que te vuelvas loco buscando, es más, se trata de un producto que encontrarás fácilmente no solo en gasolineras, sino en tiendas especializadas y grandes almacenes.

Lo que no debes pasar por alto sobre el anticongelante:

  • En primer lugar, vigila que el nivel de anticongelante en su correspondiente depósito esté siempre entre el máximo y el mínimo (viene indicado en el mismo depósito). Si por algún casual te has dado cuenta de que después del uso de tu moto ha bajado el nivel, tendrás que revisar tu moto, porque puede ser normal que el anticongelante se evapore un poco, pero si tienes grandes pérdidas es posible que tengas un problema en el radiador o en alguno de los manguitos. Si te pasas del máximo, no te preocupes, porque la moto es lo suficientemente inteligente como para deshacerse del líquido que no necesita.
  • Es importante que en el sistema de refrigeración, el termostato funcione correctamente. El termostato contiene un muelle que es el que permite el paso del anticongelante en función de la temperatura del motor, pero si éste no funciona correctamente, cuando la moto esté en caliente no dará todo el paso necesario y podrías tener un problema de verdad.
  • El líquido anticongelante no debe mezclarse con agua, porque perdería sus propiedades refrigerantes, así que cuando lo cambies, solo tendrás que preocuparte de echar la cantidad justa tal y como lo hayas comprado.
  • El anticongelante se puede reciclar. Sí, has leído bien. Si hay un Punto Limpio en tu ciudad, puedes llevarlo allí, y si no es posible que lo lleves allí, acércate al taller más cercano o de confianza, y seguro que allí te podrán ayudar.

Volver

PROMOCIONES

por ser socio del Club SOY motero podrás pasar una revisión anual para comprobar el estado de tu moto.

El Club SOY Motero y la renovación del carné

Cambia los neumáticos de tu moto por un precio especial por pertenecer al Club SOY Motero